Translate

31 agosto 2011

Cazador de realidades. La imagen como un todo…

Estimados lectores.

Con gran éxito de público y un notable carácter retrospectivo, quedó inaugurada el pasado 25 de agosto la exposición de fotografías titulada “Ironic Art” de Joaquín Serrano Yuste (Chimo Serrano. Valencia – 1960) en el edificio Moruno del Grao de Castellón. Un espacio que para esta ocasión, pienso que no ha estado muy bien elegido, ya que expositivamente no la beneficia; la muestra transmite la sensación de recargamiento, “desorden” visual, además de la deficiente iluminación con la que cuenta el espacio, cuestiones estas que no benefician a las obras. Quizás hubiera sido más conveniente una mayor selección para disminuir el número de piezas, de ese modo estos aspectos se notarían menos. Cuidar la cantidad de lo que se expone, es también una forma de cuidar la calidad de lo que deseamos mostrar, lográndose de ese modo, un mejor efecto expositivo

A pesar de ello, esta es una muestra que deja patente la constancia y la alta productividad de este singular y popular notario, de aspecto bonachón, que una vez decidió buscar otra vía de disfrute, tomando entre sus manos una cámara fotográfica, para compartir con los demás, aquellos trozos de realidad en los que tantas veces no reparamos, y que gracias a su corresponsal actividad como cronista de la anécdota y de la imagen, deja una huella universal de creación y discurso en cada una de sus piezas.

Hablar de la obra de Joaquín Serrano Yuste, es acercarse a la realidad desde los ojos de un apasionado cazador de imágenes. No existe un interés en su obra por definir una forma, manera o “estilo” de hacer fotografía, eso al parecer no le interesa, su técnica es tosca y refinada a la vez, su lenguaje es amplio y muy variado; desde aquellos ejemplos de fotografías que se recrean en el detalle de un anodino objeto, como por ejemplo un trozo de tela o una lámpara de techo, haciendo de la anécdota un todo infinito, casi cósmico, envuelto en un misterio de discurso sugerente, que invita a la reflexión sobre la belleza de lo aparentemente insignificante en lo cotidiano. Y están la otras, aquellas que hechas en “gran angular”, nos recrean el testimonio de cosmopolitas realidades a veces humanas, otras de inanimados escenarios, que el autor exhibe como testigo omnipresente en muchas visiones, resumidas en una experiencia y motivación única y renovada; transformada siempre desde el concepto de lo hermoso, pero también de lo inquietante, reflexivo y eterno. Su trabajo consiste en compartir con los demás, la singular sorpresa experimentada ante cada trozo de realidad que este autor visualiza desde el visor de su cámara, luego como un honesto corresponsal de ideas y realidades, las ofrece al mundo para complacencia y disfrute de todos.

Podemos decir que Joaquín Serrano Yuste es un creador desde el mismo instante que elige el motivo, su visión caleidoscópica e interesada por la realidad objetual, le permite “encuadrar” y crear el énfasis visual, en lo realmente importante de la imagen, subordinando al concepto discursivo de la obra, a la más hermosa envoltura que describe la forma, porque a pesar de modas y modismos, una imagen siempre nos conducirá a una lectura elevada o sencilla, enigmática o clara, misteriosa o abierta, pero nunca indiferente. Quizás por eso Joaquín Serrano, eligió la fotografía como medio de expresión artística, para convertirla en su más útil y hermosa herramienta de dialogo con el mundo, solo que en esta ocasión y como casi siempre ocurre, la profundidad y complejidad de los temas propuestos, recaerá siempre en la capacidad de lectura del publico que la observa.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el próximo 25 de septiembre, y sería realmente una lastima que no fueran a verla porque resulta muy optimista (como bien nos señala su autor) pero también muy refrescante para estos asfixiantes días de calor.

Hasta la próxima entrega.

Amaury Suárez.

2 comentarios:

Joan Feliu Franch dijo...

Las vacaciones no han aletargado tu intuición. Realmente destacas todo lo bueno de Chimo y no te equivocas ni un ápice, ni siquiera en lo del montaje. La iluminación es la que hay, y quizá nos hayamos excedido en las obras, pero queríamos ofrecer una muestra representativa de toda la trayectoria. En fin: Amaury dixit: amén

amaury dijo...

Mi querido Joan.
Como siempre resulta un grato placer saber que estas al otro lado del ciberespacio aportando siempre tus oportunas y por otra parte, siempre esperadas opiniones.
Mi gratitud hacia ti se hace patente en cada una de ellas, como también mi admiración.
Un abrazo muy grande y seguimos en contacto.
Amaury